+34 93 218 40 00 info@gimenez-salinas.es

1.- ¿Qué debe tenerse en cuenta a la hora de valorar una empresa?

Debemos tener en cuenta que pocas veces existe un comparable directo a la hora de vender una empresa como pude pasar con otros activos (ejemplo de un piso). Esto hace que el valor sea relativamente subjetivo y es por ello por lo que a la hora de elegir el método hay que tener claro el concepto de valor razonable.

 

2.- ¿Cuál es la metodología?

Antes de realizar una valoración es muy importante entender para qué se está haciendo. No es lo mismo valorar una empresa patrimonial que no tiene actividad concreta, que una compañía con actividad y un histórico de muchos años o que una start-up.

 

3.- ¿Que método de valoración se utilizará en cada caso?

La búsqueda del valor razonable nos llevará a valorar la patrimonial por un valor de liquidación, la start-up se valorará por su valor potencial, mientras que el método más utilizado en la valoración de empresas con actividad es el de descuento de flujos.

 

4.- ¿En qué consiste el método de descuento de Flujos?

Se entiende que el valor razonable de una empresa que va a tener continuidad vendrá determinado por la capacidad que tenga la empresa para generar caja en un futuro, ya que es la caja generada la que permitirá pagar dividendos a los accionistas.

Para realizar la valoración seguimos 4 pasos:

  • Estimación de la caja generada los próximos 4.
  • Estimar una renta a perpetuidad a partir del quinto año.
  • Actualizamos los valores a una tasa de descuento que dependerá de la rentabilidad esperada y del riesgo percibido.
  • Finalmente hacemos un análisis de sensibilidad para ver como afectan al valor posibles cambios en las variables utilizadas.

 

5.- ¿Cómo se pueden saber los flujos de caja futuros?

Una de las problemáticas más habituales a la hora de hacer una valoración es la información disponible. Una de las partes fundamentales a nivel de valoración es la correcta gestión de la información y, sobretodo su interpretación.

Por lo general las mejores estimaciones futuras son las que pueda facilitar la propia compañía, ya que es la que tiene el mejor conocimiento del negocio. Por desgracia esto no siempre es posible, sobretodo cuando se valora en situaciones de conflictos.

Cuando esto ocurre, debemos trabajar con hipótesis utilizando siempre el sentido común a la hora de asignando un valor a cada una de las variables que vamos a estimar.

 

6.- ¿Esto puede llevarnos a valor una misma empresa por importes distintos?

 Al final el valor que para cada parte tiene una empresa, es subjetivo. Esto ocurre ya que todos tenemos una distinta percepción de riesgo o expectativa de crecimiento.

Aún así, hacer una correcta valoración de la empresa es muy importante para conocer cual es el rango de precios razonables y, sobretodo, para preparar bien la negociación.

 

7.- ¿Cómo puedo conseguir que mi empresa tenga un valor mayor?

 La mayoría de las valoraciones que hacemos para operaciones corporativas es de PYMEs que son adquiridas por grandes compañías. En este tipo de operaciones, desde el punto de vista del vendedor, es fundamental preparar la empresa para su venta con una antelación suficiente. Antes de entrar en un proceso de venta deberemos eliminar todos aquellos elementos que le restan valor a la compañía.

 

8.- ¿Qué aspectos diferentes deben tenerse en cuenta en entidades de profesionales?

Existen sobretodo dos aspectos que nos encontramos a la hora de valorar entidades profesionales:

  • Por un lado, la forma de remunerar a los socios. Por motivos fiscales las entidades profesionales suelen repartir los beneficios a los socios como parte de su remuneración y no como dividendo puro. Si contabilizamos todos estos beneficios repartidos como gastos se reduce artificialmente el valor. Debemos ser capaces de estimar qué parte de este coste es remuneración y qué parte es reparto del beneficio para obtener una correcta valoración.

 

  • Por otro lado, como afectará al futuro de la empresa el hecho de que los socios ya no estén. Tanto en un caso de separación como de venta del 100% de las acciones, el hecho de que uno o más socios salgan de la empresa tendrá efecto sobre los ingresos y los gastos y éstos deben estimarse.

 

Versión en PDF: Valoraciones de empresa.

Escríbenos un email

Politica de privacidad