+34 93 218 40 00 info@gimenez-salinas.es

ARTÍCULOS DEL BUFETE

6 claves para franquiciar tu negocio

Giménez-Salinas | Sección: Artículos GS | Área de práctica: Distribución comercial

La fórmula de la franquicia es una forma de expansión o crecimiento de una empresa o modelo de negocio de éxito, no es una solución para superar una crisis. Como las otras vías de expansión, convertirse en franquiciador requiere cumplir unos requisitos previos y requiere de una mínima inversión inicial.

Aquí se detallan seis puntos a tener en cuenta antes de franquiciar un negocio:

Experimentación con éxito del negocio a partir de Centros Piloto: el modelo de negocio o fórmula a franquiciar debe haberse testado con éxito durante cierto tiempo por el propio franquiciador. Lo habitual es aplicar la regla francesa del tres por dos: Antes de lanzar la cadena de franquicia se debe experimentar con éxito el negocio en tres centros pilotos durantedos años, o bien en dos centros pilotos durante tres años. La red de franquicia siempre tiene que tener mínimo un centro piloto en cada mercado, ya que además del test inicial del modelo, servirá al franquiciador para ir testando las innovaciones y para impartir la formación necesaria a los nuevos franquiciados. Esa experiencia en el desarrollo del negocio exitoso es la que permitirá al franquiciador la creación del know How singular, secreto y sustancial, que es el único que puede ser objeto de licencia según la legislación españóla de franquicias.

Materialización y traspaso del Saber Hacer o Know How: El Know How relativo a la fórmula exitosa de negocio debe hallarse recogido en el Manual Operativo de la Franquicia, y éste debe estar en continuo desarrollo y actualización. Asimismo se ha de sistematizar la formación de los franquiciados, tanto formación inicial como formación continuada, para un correcto traspaso de know how y un correcto control de la homogeneización de su aplicación por toda la red. El franquiciador ha de ser capaz de traspasar la esencia de esa fórmula de éxito para que el franquiciado la pueda aplicar correctamente en su negocio.

Organización territorial y estudios de mercado: el franquiciador debe realizar los estudios de mercado que sean necesarios para poder establecer las zonas de exclusiva de la franquicia. Una vez se otorga una zona de exclusiva, es muy complicado recuperarla, así que hay que realizar un estudio previo en función de la permeabilidad del mercado, densidad demográfica, etc.
Definición del perfil de franquiciado: Conviene estudiar en profundidad y definit claramente el perfil del franquiciado que queremos que forme parte de nuestra red para posteriormente ser fieles a esos principios en los procesos de selección de los franquiciados.

Asesoramiento legal: Las redes de franquicias que desde su nacimiento no tienen en cuenta el aspecto legal como crítico se pueden encontrar al cabo de poco tiempo con serios problemas que cuestionen su continuidad. La protección de las marcas, la inscripción en el registro de franquiciadores, la elaboración de un buen Dosssier de Información precontractual, la redacción de preacuerdos con los potenciales franquiciados, y la construcción de un buen contrato de franquicia o de master franquicia o de explotación de centro piloto, la redacción de contratos internacionales, la asistencia en traspasos o recompra de franquicias, o el asesoramiento continuado son algunas cuestiones que pueden contribuir de forma decisiva en la fortaleza o fragilidad de una red de franquicia.

Dirección de la red: El franquiciador pasará de gestionar su negocio a tutelar la gestión de todos los negocios de la red de franquicia. Para ello tiene que tener definida una estrategia de marketing, una red de colaboradores que presten la asistencia continuada a los franquiciados y a la vez controlen la correcta aplicación del modelo de negocio, una red de proveedores homologados, etc. Durante el proceso recibirá innumerables propuestas de mejora y críticas de los franquiciados, y tendrá que ser capaz de liderar la red, discriminando aquellas propuestas incompatibles con su desarrollo de negocio. Asimismo deberá apoyar a los franquiciados haciéndoles partícipes de la evolución de la red, porque en caso contrario se convertirán en la manzana podrida que podrá afectar negativamente al desarrollo de la red.

Giménez-Salinas Abogados

PUBLICACIONES POR ÁREA DE PRÁCTICA

PUBLICACIONES DEL BUFETE

SUSCRIPCIÓN A NUESTRA NEWSLETTER

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES

Publicaciones Relacionadas

Escríbenos un email

Politica de privacidad