Contacta con nosotros un cliente preocupado por su situación familiar. Tiene sospechas más que fundadas de que su padre de más de 80 años de edad y con una posible demencia cognitiva desde hace algún tiempo, está siendo manipulado por otro de sus hijos que vive cerca con el fin de que efectúe actos de disposición de su patrimonio en su propio beneficio.

Emprendemos acciones judiciales inmediatamente, para ello, lo primero es obtener un informe pericial de médico/psiquiatra que, una vez examinado el presunto incapaz, confirme que efectivamente presenta un déficit cognitivo que le imposibilita la toma decisiones de forma plenamente consciente y libre. Una vez obtenemos el preceptivo informe, presentamos inmediatamente demanda de Modificación de la capacidad ante el Juzgado competente, solicitando la modificación de la capacidad del padre y proponiendo a nuestro cliente como persona idónea para el ejercicio del cargo de tutor de su padre. Paralelamente, aportamos documentación que demuestra que el padre, supuestamente, está realizando actos de disposición únicamente a favor de uno de sus hijos.

Con el fin de proteger al presunto incapaz de forma provisional mientras está pendiente el juicio de modificación de la capacidad, solicitamos como medida cautelar que sea nombrado un defensor judicial (proponemos a nuestro cliente) y que se anote en el Registro de la Propiedad donde figuran inscritas las fincas titularidad del presunto incapaz, una anotación preventiva de la demanda de modificación de la capacidad que está en marcha. Con esta última medida cautelar evitaremos que se realicen actos de disposición o gravamen sobre las citadas fincas de forma provisional y hasta que se resuelva el procedimiento principal.

Dentro de la pieza de medidas cautelares y, una vez el presunto incapaz es sometido a la exploración judicial y examen médico forense, se dicta Auto mediante el cual se nombra de forma provisional a nuestro cliente como defensor judicial de su padre. Con esta medida adoptada tan sólo 2 meses después de interponer la demanda, conseguimos que cesen los actos de disposición presuntamente efectuados por el padre de nuestro cliente pero, en la práctica, influenciado por uno de sus hijos con el ánimo de obtener un lucro personal.

Nuestro cliente asume la defensa judicial con todo lo que ello comporta: la gestión y el control del patrimonio de su padre, sometido a su vez al preceptivo control judicial y del Ministerio Fiscal a través de la presentación de inventario inicial de bienes y las posteriores rendiciones de cuentas.

Supuestos como el anterior reflejan claramente como el procedimiento de Modificación de la capacidad, son procedimientos con el claro objetivo de proteger a personas especialmente vulnerables de posibles abusos, tanto personales como patrimoniales, a los que pueden ser sometidos debido precisamente a dicha situación de vulnerabilidad. El procedimiento, más allá de declarar la incapacidad parcial o total de una persona, pretende protegerla de su limitada capacidad de autogobierno en todas sus esferas, mediante la adopción de medidas de protección que pueden ir desde el nombramiento de un defensor judicial o tutor, hasta la anotación preventiva de la demanda en el Registro de la propiedad, con el fin de que no se pueda disponer de sus bienes sin el consentimiento del tutor y previa autorización judicial.