En muchas ocasiones uno se pregunta si puede reclamar las deudas que una empresa no paga a sus administradores. No son pocas las empresas que encargan servicios, compran productos a sus proveedores, toman dinero prestado y, cuando llega el momento de pagar, no lo hacen alegando que no tienen liquidez o que están al borde del concurso de acreedores.