La fórmula de la franquicia es una forma de expansión o crecimiento de una empresa o modelo de negocio de éxito, no es una solución para superar una crisis. Como las otras vías de expansión, convertirse en franquiciador requiere cumplir unos requisitos previos y requiere de una mínima inversión inicial.